Publicado: 12 de Diciembre de 2016

¿Qué tipos de humedades existen?

Básicamente existen tres tipos de humedades que aparecen en las paredes de un

edificio y son:

Humedad por capilaridad

Humedad por condensación Humedad por filtraciones

La humedad por capilaridad es la que sube por las paredes, y entre las baldosas del suelo por el

fenómeno físico de la capilaridad, y es necesario eliminar de raíz para evitar sus consecuencias

devastadoras.

La humedad por condensación es la que aparece en las esquinas superiores de las habitaciones, y alrededor de puertas y ventanas. Su origen es que el vapor de agua del interior de su vivienda, se condensa en las paredes al disminuir la temperatura interior, principalmente por la noche.

La humedad por filtración es la ocasionada por filtraciones de agua en paredes, techos, o suelos,

ocasionadas por:


Lluvia torrencial que abate contra las paredes, o techos con fisuras.

Corrientes de agua subterránea que chocan contra las paredes o suelo.

Fisuras en las conducciones de agua, que van vertiendo liquido sobre las paredes en que

pueden estar empotradas.

Si tiene humedad por filtraciones es urgente reparar y es necesaria la intervención urgente de un

especialista, ya que el deterioro ocasionado es acumulativo, y rápido.

Si tiene humedades por condensación y no está en un bajo o sótano, existen diversos sistemas para resolverlo, como explicamos más adelante.

Si está en un bajo o sótano comprobar que no tiene humedades que suben desde el suelo, elimine las humedades por condensación, pero si tiene humedades por capilaridad, que aparecen en la parte baja de las paredes. Elimine este tipo de humedades primero, porque el agua de las paredes que se va evaporando durante el día, puede producir condensación durante la noche.