Publicado: 12 de Diciembre de 2016


La humedad por capilaridad, es la humedad que sube por las paredes desde el suelo

causando los siguientes problemas


  • Saltar la pintura.
  • Producir desconches.
  • Gastos continuos de mantenimiento
  • Aparición de moho en la pared
  • Enfermedades reumáticas, asmáticas y alérgicas
  • Depreciación del valor de la vivienda
  • Aumento de un 30% en gastos de calefacción

La capilaridad

Si colocamos un tubito de cristal de 1mm de diámetro interior dentro de un vaso de agua

observamos que el agua en su interior sube unos cuantos milímetros por el fenómeno

llamado capilaridad. Puede obtenerse más información en el apartado correspondiente de la Wikipedia, donde además se expone una fórmula que calcula la altura que alcanza el agua en función del diámetro del tubito, constatándose que para un tubito de una micra el agua puede ascender hasta 14m.

Puede parecer exagerado, pero en la práctica se han constatado humedades que han

ascendido alturas de 7m desde el suelo, ascendiendo desde los bajos al primer piso

En materiales de construcción es normal encontrar poros del orden de algunas micras,

y está probado, que cuanto más delgados sean los poros, mayor altura alcanza el agua,

siempre que en el subsuelo haya suficiente agua para ascender.


Consideraciones generales sobre la humedad por capilaridad

En general la humedad por capilaridad necesita una cantidad de agua en el subsuelo

para proveerse y continuar progresando, y todas las medidas para evitar el agua en el

subsuelo son positivas.

Si se observan posibles corrientes subterráneas es conveniente desviarlas hacia el

exterior haciendo fosos con drenaje de salida.

Otra buena práctica es poner una capa de grava gruesa debajo de los cimientos para

crear una barrera sin capilares.


Otra práctica es construir encima de un pequeño promontorio para lograr que las

aguas se aparten del edificio.

Una práctica antigua es construir sobre pilares, que se puedan impermeabilizar y que

se utiliza en Florida en casas unifamiliares y que era conocida en Asturias con los

famosos hórreos para guardar pienso para animales.